Colombia se une para vencer a Perú en eliminatorias al Mundial Rusia 2018

Colombia se une para vencer a Perú en eliminatorias al Mundial Rusia 2018

Hace cuatro años, cuando soñábamos con volver a un Mundial después de 16 años de ausencia, había montones de banderas en las calles, gente con la camiseta amarilla puesta incluso cuando aún no era el día del partido, un país unido en torno a una bandera llamada Selección Colombia.
Hace cuatro años también nos dieron un golpe muy fuerte: Chile nos ganaba 0-3 en el primer tiempo, en Barranquilla. De esa se levantó el equipo. Apareció la tribuna para empujarlo. Apareció el goleador, Radamel Falcao García. Aparecieron las ganas, el corazón. Y todo terminó en una fiesta, que se extendió hasta julio del año siguiente.

Algo parecido se ve en estos últimos días en la señorial y, por estos días, fría y gris Lima, la capital de un país en donde buena parte de sus habitantes nunca han visto a su Selección jugar una Copa del Mundo de mayores.

Cuentan los mayores de 40 que ese equipo de Teófilo Cubillas, de César Cueto, de Guillermo La Rosa, de Julio César Uribe, de Juan Carlos Oblitas, de Héctor Chumpitaz, cerró su ciclo con una clasificación al Mundial de España-82, la tercera en cuatro intentos.

Habían brillado, con algunos de esos nombres, en México-70, donde solamente los pudo parar Brasil.

También habían mostrado buen juego en Argentina-78, hasta que se cruzaron con los locales. Y en España no superaron la primera ronda.

Desde ahí, nunca pudieron volver. Muchas veces, ni cerca estuvieron. Fueron últimos en sus grupos de la eliminatoria para Italia 1990 y Estados Unidos 1994. Se quedaron afuera de Francia 1998 por diferencia de goles. Y después, siempre estuvieron más cerca de la cola que de pelear arriba.

En la ruta hacia Sudáfrica 2010, volvieron a ser últimos, pero esta vez, en un todos contra todos. Tocaron fondo. Se demoraron ocho años en resurgir. Por eso, este país está muy unido, ilusionado con una clasificación.

En Colombia, por fortuna, no hemos sido últimos enfrentando al resto de Suramérica. Pero lo que en un momento se nos volvió paisaje, cuando clasificamos a tres mundiales seguidos, luego fue un imposible.

Que esa historia nunca se repita. Hay jugadores. Hay talento. Que haya también casta, voluntad, unión.

Hay que saber levantarse, otra vez. Hace cuatro años solamente había 45 minutos para hacerlo y un ahorro importante, que le permitió a Colombia, finalmente, clasificar con una fecha de anticipación.

Hoy, ese ahorro no es tan grande, aunque el equipo, si se mira la tabla, está entre los cuatro mejores del continente. Y tiene 90 minutos para levantarse de la derrota frente a Paraguay, que cambió, en cinco minutos, una clasificación segura por una sesión más de angustia.

Comparte en las Redes Sociales